Baños de Benasque, el balneario más alto de España

Baños de Benasque, el balneario más alto de España

Baños de Benasque, el balneario más alto de España

Aguas termales que manan a 37ºC y tienen propiedades relajantes, antiinflamatorias, diuréticas y depurativas. Esa es la esencia del balneario Baños de Benasque, enclavado en pleno Parque Natural Posets-Maladeta, a 1.720 metros de altitud –es el balneario más alto de España- y a tan solo 10 kilómetros de Benasque, en un entorno privilegiado que permite hacer senderismo, escalada, barranquismo, paseos a caballo o en BTT, y otras muchas actividades deportivas.

Balneario Baños de Benasque

Balneario Baños de Benasque

Las aguas de Baños de Benasque son sulfurosas, bicarbonatadas y sódicas, tienen propiedades relajantes, antiinflamatorias, diuréticas y depurativas, y están indicadas para mejorar el reumatismo, la artrosis, la artritis, el estrés, las afecciones de riñón, del aparato digestivo y el respiratorio.

El balneario ofrece programas de balneoterapia, fitness y tratamiento vital -piscina termal, masaje terapéutico local, baño termal, baño de burbujas…-, además de baños calientes -bañera, bañera hidromasaje, piscina, baños termales, baños hidromasaje- y masajes. Además, entre los servicios del balneario hay restaurante, bar-cafetería, piscina cubierta –de agua termal, por supuesto- y bañeras de hidromasaje, además de un salón de juegos y televisión, una terraza solárium y parking exterior gratuito.

 

Fuentes de los Baños de Benasque

Fuentes de los Baños de Benasque

Desde los romanos hasta hoy

El balneario tiene una larga historia. Se cree que los romanos ya disfrutaban de las virtudes medicinales de estas aguas. En 1522 hay referencias de la existencia de un pequeño edificio balneario, y en 1721, se escribió un tratado sobre las “propiedades y virtudes prodigiosas” de estas aguas. Casi un siglo después, en 1801, comenzaron las obras para crear un gran balneario junto a los manantiales. Y en 1871 se mejoró la habitabilidad de las habitaciones –cada habitación disfrutaba de su propia chimenea, aunque cada residente tenía que llevarse la leña-. Durante la Guerra Civil el balneario quedó arrasado, y en 1945 la familia Valero de Benasque lo reconstruyó. Y así han llegado hasta nuestros días los Baños de Benasque para seguir dando servicio de forma estacional, entre los meses de junio y septiembre. Dispone de 47 habitaciones –dobles e individuales- en las que se respira paz y tranquilidad y se disfruta de unas vistas espectaculares.

 

Desde el balneario de los Baños de Benasque

Vistas desde los Baños de Benasque

¿A qué esperas para reservar tu estancia en los Baños de Benasque y disfrutar del relax, los tratamientos termales y la naturaleza pirenaica?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


8 + 6 =