El valle de Tena y la brujería de sus montañas

El valle de Tena y la brujería de sus montañas

El valle de Tena y la brujería de sus montañas

Las mismas montañas que nos ofrecen su nieve cada invierno, y nos hacen disfrutar del deporte del esquí y del snowboard, también guardan su propia historia. Una historia que en algún momento ha recogido la existencia de personas, especialmente mujeres, que por sus conocimientos o peculiaridades fueron marginadas e incluso asesinadas en el pasado. A partir de ciertos documentos se ha demostrado la existencia de la brujería en nuestros queridos pirineos y sobre todo en el valle de Tena.

Una parte de nuestro pasado que hoy en día pueblos de este valle quieren recordar para que su existencia y su sufrimiento no queden en el olvido, como es el caso de Sallent de Gállego, que este mismo fin de semana celebra la IV Feria de Brujas, mitos y leyendas del Valle de Tena. Tres días en los que el pueblo tensino que ha visto crecer la estación de Aramón Formigal-Panticosa revive esa oscura parte de su historia.

11233557_677076129063493_3055714613245871480_n1

“Los hechos que ocurrieron en el valle de Tena han pasado a formar parte de la historia de la brujería en Europa”, explica el historiador Ángel Gari. “Han alcanzado una dimensión internacional, y son para Aragón como las cuevas de Zugarramurdi lo son para Navarra”. De hecho, las primeras acusaciones de brujería en 1432 fueron en pueblos como El Pueyo o Sallent, y los primeros y últimos “desaforamientos” (supresión de los derechos forales que les correspondía para poderles juzgar de forma más rápida) tuvieron lugar en el valle de Tena.

Muchos de estos hechos se recogen en el libro de Prames “la Ruta de las brujas del Alto Gállego”.

En él se relatan casos como el de 1574, cuando María Sánchez, vecina de Sallent de Gállego, fue acusada de ser “la jefa de las brujas” por lo que tuvo que huir a Zaragoza.

????????????????????

 

En este mismo libro, Manuel Gómez de Valenzuela explica la existencia de Claverina de Lacambra, que fue expulsada de Sallent y huyó a Lanuza acusada de brujería. También en Sallent se cuenta que Juan Martón compareció ante la justicia denunciando que habían matado a su mujer por bruja, a pesar de estar embarazada. El juez le respondió que “no había delinquido” porque había actuado según el “estatuto desaforado”.

Como ellas, existen multitud de casos de mujeres acusadas de brujería que fueron asesinadas o condenadas al destierro, constituyendo “una de las épocas más sombrías del Alto Gállego”, explica Gómez de Valenzuela.

Como curiosidad contaros que en las persecuciones de las brujas de esta zona actuaban “tres justicias”. La ordinaria, la Inquisición, y la justicia Episcopal. Y curiosamente, fue la primera la que juzgó muchas más brujas y con sentencias más duras (la Inquisición sólo actuó contra cinco acusados y con penas muy leves).

mapa de la rutaEl historiador Ángel Gari ha querido aprovechar esta parte de la historia tensina para dar a conocer el valle de Tena desde otro punto de vista. Así, ha realizado una ruta donde se incluyen los hechos históricos relacionados con la brujería en el valle de Tena así como los puntos más importantes vinculados a la tradición oral.mapa de la rutamapa-de-la-rutamapa de la ruta

La ruta comienza en Sabiñánigo, y recorre pueblos como Gavín o Acumuer o Yebra de Basa, vinculada al Santo Grial y donde cada 25 de julio se celebra la fiesta de Santa Orosia a la que acudían los “endomoniados” para liberarse de los espíritus malignos.

mapa de la rutaBiescas se separa del valle de Tena por el Forato os Diaples (agujero de los diablos), en la sierra de Tendeñera, y un poco más adelante, entre Piedrafita y Tramacastilla de Tena, se encuentra el bosque del Betato, donde cuenta que se reunían las brujas.

Fue precisamente en Tramacastilla donde ocurrió en entre 1637 y 1643 una de las posesiones colectivas más importantes de Europa, que afectó a 62 mujeres solo en Tramascastilla y Sandiniés y que se extendió por todos los pueblos del valle. El rey Felipe IV mandó a la Inquisición a juzgar el caso, y acusaron por brujos a Pedro de Arruebo y sus cómplices. Una vez detenidos los brujos, terminados los exorcismos y finalizada la actuación de la Inquisición la posesión colectiva se redujo quedando limitada la posesión a casos individuales.

La ruta acaba en Sallent y Formigal, también lugares de reuniones clandestinas por las brujas según recoge la tradición oral.

Y el Ayuntamiento de Sallent de Gállego, tampoco ha querido olvidar esta parte de su historia. “La feria de Sallent es una forma de unir la historia y la tradición oral con la actividad turística”.

Así, cuentacuentos, talleres, la senda del miedo, el mercado mágico y los espectáculos pirotécnicos, musicales o de teatro embrujarán de nuevo y durante unos días el valle de Tena.

mapa-de-la-ruta

mapa-de-la-ruta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


1 + 5 =