Cómo elegir tu portaesquís o portatablas para el coche

Cómo elegir tu portaesquís o portatablas para el coche

Cómo elegir tu portaesquís o portatablas para el coche

Si eres un apasionado del esquí o el snow y quieres viajar de forma cómoda y segura, hay un accesorio imprescindible para tu coche: el portaesquís o portatablas. La variedad de modelos es enorme. Muchos de ellos se acoplan a las barras del techo del coche –sobre las que se puede instalar un portaesquís o un cofre para llevar todo el material cubierto-, pero los hay también magnéticos –que no necesitan barras de techo y puedes ponerlos sólo cuando los necesitas-. Y, si tienes un vehículo 4×4, tal vez te interese elegir un portaesquís de los que se instalan sobre la rueda trasera. En el mercado hay soluciones para llevar desde 1 a 6 pares de esquí o tablas de snow sobre el techo o la parte trasera del vehículo. Antes de escoger tu modelo de portaesquís debes tener en cuenta qué carga vas a transportar y con qué frecuencia. No es lo mismo ir cada fin de semana a esquiar un grupo de 5 personas en todoterreno que ir puntualmente, y sólo –lo que implica llevar sólo un par de esquís o una tabla- en un coche pequeño.

  • Portaesquís o portatablas magnético. Lo esencial a la hora de elegir este tipo de portaesquís es comprobar la adherencia de las placas de imán. Cada fabricante especifica la velocidad máxima a la que se puede circular con el portaesquís, desde 90 km/hora hasta cifras que superan la velocidad máxima permitida en las carreteras. A mayor adherencia, mayor sensación de seguridad, ya que se eliminan las vibraciones. Si vas a hacer largas distancias y tus desplazamientos a las estaciones de esquí son frecuentes, busca un portaesquís con gran nivel de adherencia y apto para circular a grandes velocidades. Pero no circules nunca por encima de la velocidad recomendada para tu portaesquís. Y acuérdate de quitarlo una vez que hayas llegado a tu destino. Además de evitar la posibilidad de que te lo roben, evitarás también su deterioro y ahorrarás combustible si haces desplazamientos sin él.

 

portaesquis-nieve

Siempre se debe comprobar la adherencia de los portaesquís magnético

 

  • Portaesquís o portatablas de techo. Suelen ser de acero o de aluminio –más ligeros-. La mayoría de ellos se adaptan a todas las barras de techo, pero debes comprobar siempre las medidas. Los hay para transportar desde un solo par de esquís o una tabla hasta seis. La mayoría de ellos tienen apertura lateral y cierre antirrobo, y, algunos son regulables en altura, lo que permite evitar cualquier roce de las fijaciones con el techo. Algunos incorporan botones de apertura de gran tamaño para facilitar su manejo incluso con guantes de esquí. Una buena opción para grandes viajes familiares es instalar un cofre, para transportar de forma segura y totalmente protegida tus esquís o tablas dentro de un gran maletero de techo. Es una opción algo más cara, pero que garantiza la protección de tu material de esquí.
portatablas

Los portatablas del techo suelen ser de acero o de aluminio

  • Portaesquís o portatablas para la rueda trasera del 4×4. Este sistema permite transportar hasta cinco pares de esquís o dos tablas de snow, en posición vertical, sobre la rueda de repuesto que los 4×4 llevan en la parte trasera. La instalación se hace mediante cinchas o tornillos.
  • Portaesquís o portatablas para la bola del vehículo. Se instalan sobre la bola de enganche del vehículo, y están pensados para transportar desde dos pares de esquís o tablas de snow hasta seis. Al ir colocados en la parte trasera del vehículo y en posición vertical –como los anteriores- apenas generan rozamiento con el aire ni aumento de consumo de combustible. La mayoría de ellos son abatibles, para permitir la apertura del portón trasero; y muchos de ellos pueden transformase en portabicicletas.
portaesquis-para-dos

Portaesquís para dos, una buena solución cuando vas en compañía

Sea cual sea tu elección, debes seguir unos consejos para sacar todo el rendimiento a tu portaesquís o portatablas. Comprueba siempre que la cerradura o el sistema antirrobo han quedado bien cerrados. Si haces largos desplazamientos, verifica en cada parada el estado del portaesquís: la cerradura, la adherencia de las placas, la correcta instalación de la cinta de seguridad… Si llevas el material en posición horizontal, coloca siempre las espátulas de tus esquís hacia la parte posterior del vehículo, es la forma de minimizar el rozamiento con el aire y reducir el consumo de combustible. Y acuérdate de quitar el portaesquís magnético una vez que saques los esquís o la tabla y limpia y seca las placas magnéticas antes de guardarlo. ¡Y disfruta del viaje!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


3 + 4 =