Consejos para ir a esquiar con niños

Consejos para ir a esquiar con niños

Consejos para ir a esquiar con niños

Niño aprendiendo a esquiar Aramón

Las montañas de Aragón acogen cada temporada a miles de familias que esperan con ganas el momento de prepararse para ir a la nieve; de ellas, muchas lo hacen al completo, deciden ir a esquiar con niños de todas las edades. ¿Es la primera vez que vas a lanzarte a esta aventura? ¿Es esta la primera vez que vas a calzarles los esquís o la tabla a los pequeños de la casa?

Quizás te venga bien que te recordemos algunos puntos que pueden ayudarte a lidiar con el alboroto y la excitación que significa aterrizar en la nieve con niños. La intensidad con las que los más pequeños viven cada emoción puede ponernos en situaciones delicadas, sobre todo, si es la primera vez que damos este paso. Lloros, caídas, la falta de experiencia y el no saber cómo ponerse las botas para esquiar, por no hablar de esos primeros minutos en los que hay que luchar contra unas piernas y esquís que no obedecen, nos obligan a tomar decisiones importantes.

Consejos a tener en cuenta antes de ir a la nieve con los niños:

Prepara el terreno

La nieve para los niños es paciencia y calma para los padres. Antes de subir a la pista practica con ellos cómo ponerse y quitarse las botas y los esquís. Déjales que se revuelquen por la nieve, suban, bajen y se deslicen para que vayan tomando conciencia de cómo reacciona el cuerpo en un terreno de esas características.

Un buen abrigo, indispensable

Ir a esquiar con niños puede ser un problema si no vamos bien abrigados. Asegúrate de que la ropa que llevan los mantiene bien aislados del frío y de la humedad. La pérdida de calor corporal es mucho más rápida en los niños que en los adultos, así que si sabéis cómo reaccionan vuestros hijos cuando tienen hambre, frío, calor o no están cómodos, imaginaos cómo podrían ser esas reacciones en la montaña. Ir a la nieve con los niños, significa estar preparados para cargar con más bultos y maletas …

En los telesillas, diviértete con él

Paciencia y telesilla no suelen ser fáciles de integrar, pero hay que conseguirlo. Vas a necesitar calma y constancia para enseñar a tu hijo a sentarse y a hacerlo en la postura correcta. Para que la experiencia vaya bien, fíjate en cómo se sientan los demás antes de que lo haga él. Para ir a la nieve con niños quizás seamos los padres los primeros que necesitemos acostumbrarnos a hacer las cosas más despacio y en orden. No hay prisa que valga.

Lleva siempre algo de comer

El tentempié es fundamental si vas a llevar a tus hijos a la nieve. Que lleven en el bolsillo algún aperitivo que comerse durante el día. Fruta o chocolate les ayudará a aguantar hasta la hora de comer y disfrutar de la nieve sin distraerse.

Nunca dejes de jugar

Divertíos antes o después de esquiar ya que la nieve para los niños es un juguete a lo grande. Jugar con la nieve, hacer muñecos con ella, utilizar un trineo, pueden ser algunas de las actividades que sirvan para empezar o terminar el díade esquí. Dedica un tiempo a divertirte y a jugar, se irán a dormir esperando con ganas el día siguiente.

¿Buscas escaparte a la nieve en familia? Recuerda que la agencia oficial del grupo Aramón, Viajes Aramón, es el mejor aliado para las escapadas en familia. Puedes consultar su gran gama de ofertas, con un servicio 100% oficial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


2 + 8 =