Esquiar con nieve primavera

Esquiar con nieve primavera

Esquiar con nieve primavera

¿Qué es la nieve primavera? Este tipo de nieve tiene sus particularidades especiales y hoy, vamos a tratarlas.

Empecemos por el principio: ¿Ésta nieve es como las demás? No exactamente. Aparece sobre todo al avanzar el día y empezar a calentar el sol. Es una nieve más pesada y generalmente húmeda, pero a la vez esponjosa, que permite que los niños aprendan con mayor facilidad.

Esquiar con nieve primavera tiene sus ventajas, y sus inconvenientes, que pueden evitarse tomando algunas precauciones.

Ventajas de esquiar con nieve primavera

Sin duda, unos de los más importantes es… ¡El tiempo! Estando como estamos en primavera el tiempo es más caluroso.

Además, los días son más largos, aunque recomendamos madrugar. ¿Porqué? Muy sencillo: a primera hora, la nieve está en perfectas condiciones para los que expertos sobre tablas. El pisado, por norma, suele estar duro y crujiente, transformando la nieve a lo largo de la mañana.

Volviendo a las temperaturas, no debemos olvidar llevar la ropa puesta en capas. De esta manera, podremos ir quitándonosla según avance la jornada y haga más calor. Tampoco debemos olvidarnos de llevar gafas de sol con protección de rayos UVB y UVA. También, por supuesto, crema solar protectora de alta graduación para no quemarnos con un alto nivel de SPF (factor de protección solar).

Si vienes a Cerler a esquiar esta semana santa tienes una ventaja añadida, y es que la mayoría de sus pistas tienen una orientación norte. La orientación norte tiene la ventaja de que el sol impacta mucho menos en las pistas, por lo que la nieve se mantiene en buenas condiciones más tiempo y mejor. ¿Eso significa que Formigal es mal destino en primavera? Para nada: En Anayet, la nieve también está más a resguardo del sol, lo que alarga las horas de esquí en primavera. También, sus caras más norte, como algunas de Portalet, guardan buenas condiciones hasta bien entrada la tarde.

Trucos para esquiar con nieve primavera

Aunque las estaciones abran antes en primavera (8h30), si lo que quieres es evitar la nieve más dura, puedes esperar un poquito y no ser tan madrugador. Espera media hora más para empezar a esquiar. Puedes alargar el desayuno o retrasar un poco el despertador. Esto permitirá al sol empezar a transformar la nieve, dejando las pistas perfectas para esquiar.

La nieve más blanda es la favorita de los más pequeños para aprender. No hace tanto frío como en pleno invierno. A su vez, los más miedosos no toman mucha velocidad en pistas. Y en caso de caída, la nieve está mucho más blanda de lo habitual.

También busca, como hemos dicho, las pistas con orientación norte. De esta manera, aprovecharás que están al cobijo del sol más tiempo y la nieve se mantiene más tiempo perfecta para esquiar.

¡Recuerda: calienta tus músculos bien!

Muchos prefieren el esquí en nieve primavera porque requiere destreza, por esto es también un reto añadido. Para evitar cansarnos debemos estar en forma y calentar bien. Recuerda que tenemos un video explicando cómo calentar en nuestro canal oficial de Youtube.

 

Para aprovechar mejor este tipo de nieve haz giros más amplios de lo normal y cuida la posición al esquiar. Coge una posición neutra, sin extender mucho las piernas y evitando echar el cuerpo hacia atrás. Verás como te resulta fácil esquiar así en una nieve más pesada.

¿Cual es tu nieve favorita para esquiar? Déjanos tus comentarios aquí.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


5 + 8 =