Consejos para esquiar mejorando tu técnica de esquí

Consejos para esquiar mejorando tu técnica de esquí

Consejos para esquiar mejorando tu técnica de esquí

Consejos esqui

Antes de empezar, el mejor consejo que podemos daros es que vengáis a visitarnos a cualquiera de las estaciones de esquí de Aramón y que os apuntéis a nuestras clases de esquí.

Las clases de esquí están pensadas para todos los niveles, ya sea para mejorar la técnica de esquí más avanzada, o la más básica, todos podéis beneficiaros de unas clases de esquí. Con esto dicho, vamos a daros unos consejos para esquiar que os permitan mejorar vuestra técnica.

Estos consejos están orientados a todos los niveles. Aunque quizás los aprovechen más los esquiadores con experiencia previa, ya que son técnicas avanzadas, pero comencemos primero con unos consejos básicos.

Consejos básicos para esquiar

¡Disfruta! Lo primero que debes tener claro es que esquiar es divertido. No te estreses al aprender. Cuánto más relajado estés más fácil será que te concentres en los movimientos más difíciles.

Ni pegues ni separes demasiado las piernas. Deben de estar a la altura de tus caderas. Tanto si las pegas como si las separas demasiado tendrás dificultades al girar. Es cierto que cuando se comienza a aprender nos resulta más fácil separar las piernas para mantener el equilibrio, pero esto nos dará una falsa sensación de seguridad que luego nos hará más difícil aprender técnicas de esquí más avanzadas.

Dobla las rodillas. Para esquiar es fundamental doblar las rodillas. Eso sí: sin echar tu cuerpo hacia adelante. Esto creará una tensión innecesaria y puede fomentar lesiones.

Recuerda que, en nuestro canal de Youtube, tenemos los consejos básicos que necesitas (explicados por un profesor) para evitar errores comunes en principiantes. Échale un vistazo aquí mismo:

Técnica de esquí de giros cortos y hockey stop

Lo primero que debes aprender es a bajar de forma lateral. Para esto tienes que poner tus esquís en perpendicular mientras que mantienes la parte superior de tu cuerpo apuntando hacia abajo. Ve soltando pies y rodillas de manera que haya menos presión en los cantos de los esquís y comiences a bajar de forma controlada. Debes practicar esto en ambos lados ¡No solo en el que te sientas más cómodo!

Una vez domines esta técnica de esquí comienza a hacer giros cada vez más cortos. Imagina que solo tienes un estrecho camino por el que bajar y no te salgas de él. Para conseguirlo es recomendable no apretar tanto los cantos de los esquís como sueles hacer en otros giros.

Ahora para poder conseguir un hockey stop, o semi-parada en seco, debes hacer una transición de giro corto a parada o casi parada. Para ello asegúrate de separar los movimientos del tronco y de las piernas. El tronco debe seguir apuntando hacia abajo, mientras tus piernas hacen un giro brusco pero sin involucrar las caderas que siguen apuntando hacia abajo. Si lo haces bien levantarás una polvareda de nieve y llegarás a casi pararte en seco.

Para conseguir giros rápidos y cortos incluyendo el hockey stop puedes introducir la clavada de palos al girar. Estas técnicas son más difíciles de aprender de lo que te imaginas por lo que de nuevo te insistimos en apuntarte a unas clases de esquí.

Aunque lleves años esquiando, las técnicas de esquí más avanzadas supondrán un reto importante sin la ayuda de un profesional, así que.

Esperamos que nuestros consejos te sirvan para entender mejor a tu profesor.

¿Qué técnicas de esquí te resultan más difíciles? Coméntanoslo aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


1 + 4 =