¿Qué es el esquí de travesía o esquí de montaña?

¿Qué es el esquí de travesía o esquí de montaña?

¿Qué es el esquí de travesía o esquí de montaña?

.

El esquí de travesía, también llamado esquí de montaña o skimo, es una modalidad de esquí que consta de dos partes claramente separadas. La primera consiste en subir a la montaña caminando.

ofertas viajes aramon

Esta parte de “travesía” tiene que estar muy bien planificada, y para muchos es la más divertida, ya que requiere un conocimiento de la montaña y una planificación cuidadosa del plan de viaje.

La segunda parte del esquí skimo, consiste en la bajada esquiando, por zonas de nieve virgen. Siempre teniendo cuidado en elegir zonas seguras para esquiar. La subida se realiza con los esquís a la espalda o cubriéndolos con una cubierta llamadas pieles de foca, que evitan que los esquís se deslicen y permitan subir la ladera.

Estas cubiertas se quitan al llegar a nuestro destino, permitiéndonos bajar esquiando por la ladera.

El esquí de travesía no es para debutantes

El esquí de montaña es una modalidad para esquiadores avanzados que ya son expertos en el esquí alpino. La razón es sencilla, el skimo requiere un manejo avanzado de los esquís pero no necesariamente por la dificultad de las laderas a bajar, sino por los tipos de nieve.

Cuando planificamos la subida también planificamos la ruta de bajada, por lo que podemos hacerla más o menos sencilla. Lo que no podemos planificar es el tipo de nieve que encontraremos. La necesidad de ser un esquiador de nivel medio o avanzado para el esquí de travesía, viene definido por la necesidad de ser capaz de esquiar en distintos tipos de nieve sin tener peligro de caída.

Durante la bajada en el esquí de montaña podemos encontrarnos nieve en polvo. También en costra, con hielo o dura en una misma bajada de montaña.  Tanto aquellos que vienen del esquí alpino, como los que provienen del montañismo o trekking, deben tener conocimientos altos con los esquís. Aunque seas un gran alpinista, deberás aprender a esquiar antes de practicar el esquí de travesía.

Tipos de esquí de montaña o Skimo

Podemos catalogarlos en tres tipos.

El esquiador que busca las emociones fuertes en la bajada, busca saltos, nieve virgen, velocidad y adrenalina. La planificación del viaje viene supeditada a la bajada que será prioritaria. Este esquiador busca el freeride en su máxima expresión. Los esquís para freeride son más anchos, perfectos para nieves profundas, pero serán un reto con la nieve con hielo.

El esquí de travesía de competición reúne a los esquiadores que buscan vencer a la cima. Su objetivo es llegar a las cimas más difíciles con gran esfuerzo. Para luego bajar a veces con dificultad por el cansancio.

Disfrutan sobre todo de la subida y del reto que suponer hacer cima y cumplir el objetivo planificado. El esquí utilizado es más corto y más estrecho, lo que facilita la subida, aunque te será más difícil acometer nieve virgen.

El skimo polivalente es el que define a los esquiadores que disfrutan de la montaña en sí misma, tanto de la subida como de la bajada.

El simple hecho de estar disfrutando de la montaña es el objetivo. El esquí dependerá de cada esquiador, pero normalmente será un híbrido entre esquí freeride y uno de travesía de competición.

¿Te gusta el esquí de travesía? ¡Dinos cual prefieres y porqué!

Recuerda que, estaciones como Aramón Cerler disponen de espacios adaptados a la práctica del esquí de travesía como la ruta Buff.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


7 + 4 =