Modalidades de snowboard ¿Sabes cuántas hay?

Modalidades de snowboard ¿Sabes cuántas hay?

Modalidades de snowboard ¿Sabes cuántas hay?

Snowboard tipos

El snowboard ha evolucionado mucho en los casi ya 50 años de historia de este deporte. Aún así mantiene un aura de novedoso cuando se le compara con el esquí, cuando en realidad es un deporte maduro y asentado con muchas modalidades para todos los gustos. La clasificación de los diferentes estilos de snowboard depende del lugar donde se practica, cómo se compite y los elementos externos que incluye, así como de los saltos y trucos que requiere cada una de las modalidades de snowboard que puedes practicar.

Hay varios tipos que agrupan las distintas modalidades de snowboard, como el freestyle, el freeride, el alpino y el snowboard extremo para los snowboarders más expertos.

Snowboard freestyle

Hay distintos estilos dentro de esta agrupación, que requiere la realización de saltos y trucos encima de tu tabla de snow. Algunos, como veremos, son ideales para aprender a montar en tu tabla de snow. Otros son solo para expertos:

Jibbing. Consiste en deslizarse usando cajas y barandillas al mejor estilo skater. Es una gran manera de convertirte en un snowboarder avanzado ya que puedes aprender progresivamente.

Slopestyle. El siguiente paso tras aprender a dominar el Jibbing es el estilo slopestyle. Aquí entrarás en una pista llena de rampas para saltar, barandillas y/o cajones. El objetivo es aplicar tus mejores acrobacias.

Half-pipe y super half-pipe. Dependiendo de la anchura del tubo de nieve por el que te vas a  deslizar estarás en un half-pipe o super half pipe. En esta modalidad el rider se desliza de lado a lado por un tubo cortado realizando saltos más allá del borde. Es un estilo de snowboard para riders avanzados.

Quarter pipe. Donde el rider se desliza por un cuarto de tubo. Es un poco más accesible pero requiere un gran control de la tabla.

Big jump. También llamado big air, consiste en realizar grandes saltos acrobáticos con mucha altura y distancia recorrida. ¡Esta modalidad no es apta para principiantes!

Snowboard Freeride

Esta modalidad se caracteriza por atacar con tu tabla las zonas fuera de pista. Es recomendable para todos los niveles ya que puedes elegir zonas más sencillas o más extremas dependiendo de tus conocimientos.  Siempre es recomendable que vayas de menos a más, y no te aventures en las zonas más extremas hasta que tengas totalmente dominada tu tabla.

Snowboard de montaña (travesía)

Es similar a la misma modalidad de esquí. Existe gracias a que se comercializó hace pocos años un nuevo tipo de tabla llamada splitboard. Al igual que con la modalidad de freeride, se baja por pistas vírgenes. Pero para acceder a la cima antes de bajar, la tabla de snow se puede separar en dos a modo de esquís. Esto permite al rider subir a la cima antes de unir las piezas y convertirlas de nuevo en una tabla de snowboard. Ana Salvador es todo un ejemplo de esta disciplina.

Snowboard extremo

Cuando al snowboard freeride le añades un punto de dificultad extrema, bajando por zonas con riscos y acantilados realizando saltos. Por supuesto que este estilo de snow no es para todos. Solo los atletas más preparados practican esta modalidad.

Snowboard alpino

Dentro de las modalidades de snowboard alpino, que básicamente consisten en descensos en carrera, encontramos varios tipos:

El slalom y el slalom paralelo. Es similar al slalom en esquí. En el caso del slalom, un rider bajará por una pendiente esquivando banderines para conseguir el mejor tiempo. Cuando se trata de dos riders a la vez se llama slalom paralelo.

Freecarve. ¡Solo para valientes! Con una tabla más estrecha y fijaciones duras, el rider debe conseguir mantenerse sobre la tabla mientras baja a toda velocidad.

Hay muchos estilos de snowboard.

¿Echas de menos alguno? ¡Deja tu comentario y añade tu modalidad de snow favorito!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


7 + 7 =