Protección solar para la nieve

Protección solar para la nieve

Protección solar para la nieve

Cada 1.000 metros de altura aumenta un 15% el efecto dañino de los rayos del sol. Si a eso le añadimos el efecto que produce la nieve (funciona como un espejo, reflejando el 80% de los rayos ultravioleta) entendemos por qué hay que tener especial cuidado a este respecto. Además, la piel en invierno es más susceptible al ataque de las radiaciones solares, que provocan quemaduras y aumentan las posibilidades de padecer cáncer. Por eso, desde Aramon, queremos enfatizar la importancia de protegerse bien de los rayos del sol y os damos unos consejos para que lo hagáis de manera efectiva.

 – Usa factores de protección altos
Todavía quedan personas que creen que un viaje a la nieve sirve también para coger un bonito bronceado. Así, a su vuelta de vacaciones, tendrán la marca de las gafas y todo el mundo les preguntará por su temporada de esquí. Todos conocemos a alguien así. Por eso, cuando van a la nieve, se ponen cremas de factor bajo, o, directamente, no se ponen crema. Esa mala práctica solo hará que nuestra piel envejezca de forma prematura.

Depende mucho de la piel de cada uno,  pero lo recomendable es que en la nieve utilices una crema de protección algo mayor de lo que usas en la playa. Nosotros aconsejamos de 30 para arriba. Pero, como ya hemos dicho, depende del tono de piel que tengas. En ningún caso, por ningún motivo, deberías bajar del factor 15.

 

En esta info resumimos las medidas mínimas de protección que debes adoptar cuando esquíes

En esta info resumimos las medidas mínimas de protección que debes adoptar cuando esquíes

– Aplica la crema cada dos horas
Con el sudor que provoca el deporte, la crema pierde eficacia. Por eso es necesario no dejar más de dos horas sin volver a aplicarnos crema solar. Así nos aseguramos que en todo momento la piel esté protegida durante la jornada.

– Protege los labios
En invierno, las bajas temperaturas (que resecan la piel) y la falta de melanina, favorecen la aparición de quemaduras y los labios tienen una capa córnea,  punto especialmente vulnerable en esta época. Para protegerlos es necesario usar un buen protector con filtro solar elevado, que cubra la piel de manera uniforme. Hay que tener especial cuidado si se ha padecido un herpes labial en los días antes de practicar el esquí, toda vez que la radiación del sol puede reactivar estas patologías

protección solar

Es fundamental protegerse del sol en la nieve

 

– No te olvides de proteger las manos
Son una de las partes del cuerpo que más sufre en invierno. El contacto con el frío extremo de la nieve, el viento o el uso de guantes puede causar sequedad e irritación en la piel de nuestras manos. Una crema hidratante después del ejercicio, no está de más si queremos prevenirlas de cualquier daño.

 – Protege también tus ojos
Los efectos de los rayos ultravioleta pueden ser especialmente perjudiciales en esta parte del cuerpo, si no los protegemos correctamente. Por eso, cuando practiquemos cualquier actividad en la nieve, no podemos olvidarnos de unas buenas gafas de sol, que protejan el 100% del uva, uvb y que eviten los daños en la retina.

 

2 comments on “Protección solar para la nieve”

  1. Liliana dice:

    Buen post, habra que disfrutar de la nieve protegiendonos

  2. Elvira dice:

    Voy a tener que comprarme una gafas como esas porque el año pasado fui con las de sol y cuando me pegue un tortazo se me metieron dentro del casco

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


9 + 6 =