Trepidante, divertida y con mucho “powder”

Trepidante, divertida y con mucho “powder”

Trepidante, divertida y con mucho “powder”

Así podríamos resumir la temporada 2017-2018. Una temporada que nos deja un inmejorable sabor de boca por haber podido compartir muchas jornadas inolvidables de nieve y esquí con los esquiadores de Cerler.  

De diciembre a abril, han sido muchos los eventos organizados en el entorno de la estación. La llegada de Papa Noel y los Reyes Magos marcaron el inicio del calendario, llenando las pistas de color e ilusión. Celebramos la Nochevieja, las Uvas del Mundo, el Año Nuevo… siempre en la mejor compañía: la de los esquiadores de Cerler.

El Festival +QSKI vino a animar el último fin de semana de enero de la mano del excepcional DJ Juanjo Martín, que hizo vibrar al numeroso público congregado en Remáscaro con su música, mientras contemplaban el haz de luz que descendía desde cota 2.000: el primer descenso de antorchas de la temporada concluía a pie de pistas con gran éxito de convocatoria.

Vino febrero, mes típico de fuertes nevadas en el valle, y con él dos de las citas más importantes del calendario: el Snowcooking Guayente Cerler y el Carnaval.

La quinta edición del Snowcooking confirmó el porqué de la tremenda aceptación de este evento, que llena sus plazas en tiempo récord y que transcurre enteramente a estación cerrada. La unión de la mejor gastronomía –servida magistralmente por la Escuela de Hostelería Guayente– y de alta montaña, crea un cóctel único y explosivo, irresistible tanto para los amantes del esquí como de la cocina.

Snowcooking

Dos días después las pistas se inundaron de color con los disfraces y el mejor ambiente carnavalero. Tanto los empleados de la estación como los esquiadores combatieron una meteo bastante adversa con humor y ganas de divertirse. Como resultado vivimos una jornada trepidante que tuvo su colofón con la tradicional Bajada de Antorchas de Carnaval y la espectacular actuación del DJ Carlos Jean. 

Competiciones de esquí alpino, Días Mundiales de la Nieve y el Snowboard, campeonatos nacionales de esquí de montaña con épicas jornadas vividas en las cumbres más altas que rodean la estación… un sinfín de actividades, de nevadas, de innumerables momentos únicos se van sucediendo según avanza el invierno.

De pronto, irrumpe marzo, y lo hace con fuerza, cargado de eventos que agitan todos los sectores de la estación. Como la segunda edición del Jibbing Festival, celebrado en cota 1.500 metros, en Remáscaro. Capitaneado por el rider Jaime de Val, redobló inscripciones y esfuerzos y obtuvo un apabullante éxito que le asegura gran proyección y le sitúa ya como una cita ineludible del calendario para freeskiers.

Sin dejar la disciplina del freestyle, subimos hasta el Snowpark de Rincón del Cielo para celebrar la 4Kids, la competición infantil por excelencia en esta modalidad. Más de 80 niños y jóvenes de entre 5 y 16 años disfrutaron de los módulos del park y confirmaron lo que ya sabíamos: ¡la cantera de esquiadores y snowboarders goza de buenísima salud!

Sociales de clubs de fuera y dentro del valle, encuentros de Telemark, quedadas femeninas de snowboarders venidas de toda España…  celebramos estos y muchos otros eventos casi siempre bajo persistentes nevadas que han mantenido la estación en un estado envidiable, con prácticamente el 100% del dominio esquiable abierto muchos días en temporada, y una calidad de nieve polvo increíble.

Y así…llegamos a la celebración de la competición  oficiosa en categoría alevín más importante del calendario nacional: el Trofeo Pitarroy. Cumplía 23 años, y lo hacía con una participación altísima –lo habitual- que rozaba los 400 esquiadores que se batirían con el trazado de la pista Codornices. Un éxito de organización y participación.

Trofeo Pitarroy

Ley DJ, Víktor Ollé, Simøne… las actuaciones de renombrados DJ´s se han ido sucediendo a lo largo de la temporada. Nuestra máquina-cabina de DJ de Remáscaro ha vibrado y hecho vibrar con su música creando una atmósfera única, a pie de pistas, rodeados de montañas.      

Y como todo lo bueno se acaba (de momento) hay que poner la guinda al pastel. Y esa guinda es, sin duda, la Fiesta de Fin de Temporada. Todos los esfuerzos se centran en ofrecer la máxima diversión a los esquiadores que vienen a despedir con nosotros esta fantástica temporada.

Arrancábamos ayer con la Bajada Tropical, que congregó a más de un centenar de valientes que desafiaron las bajas temperaturas bajando en bañador desde cota 2.000 hasta la zona de Molino. El ambientazo creado dejó boquiabierto al público de Remáscaro, ambiente que luego se multiplicó con la actuación del grupo Los Electroduendes. Sus versiones de  los años 80, su estilo rockero y carisma caldearon al personal y lo llevaron en volandas hasta la última cita del día con el après-ski de Remáscaro y la mejor música de la mano del DJ local Capi.

En resumen, hemos vivido una temporada llena de nieve, de esquí, de música y color y nos llevamos un gratísimo recuerdo.

Comenzamos ya la cuenta atrás para la 2018-2019. ¡GRACIAS POR ESTAR AHÍ!

¡Nos vemos en pistas…!

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


3 + 4 =