Tres museos que no debes perderte en el Pirineo más occidental

Tres museos que no debes perderte en el Pirineo más occidental

Tres museos que no debes perderte en el Pirineo más occidental

La Ciudadela de Jaca alberga un museo de miniaturas. Foto: Ciudadela de Jaca

¿Una visita cultural? Nuestras montañas se prestan el deporte activo, a disfrutar de la naturaleza y el aire libre. Pero también encontrarás en nuestros valles un sinfín de museos para pasar una tarde diferente.

Si el otro día nos fuimos a la comarca de la Ribagorza, hoy nos quedamos en la zona occidental del Pirineo.

Museo Diocesano de Jaca

Está ubicado en el claustro de la Catedral de Jaca. Tiene más de 2.000 metros cuadrados de exposición. Y merece una visita por su extraordinaria colección de pinturas murales originales rescatadas de varias iglesias de la diócesis de Jaca.

Entre los conjuntos murales custodiados destacar Ruesta, Susín, Navasa, Osia, Urriés o Ipas. Pero sin duda, Bagüés es la joya de la colección. Se trata, no obstante, de una de las muestras de pintura mural más importantes de Europa. Desde el Géminis a la Ascensión a los cielos tras la Crucifixión, las escenas eran “La biblia de los pobres”, la forma de explicar a los fieles del medievo la historia de Jesucristo.

En este museo podréis ver también una gran colección de capiteles, tallas de vírgenes, documentos medievales, piezas de orfebrería y cristos.

Más información: MDJ

Sala Bagüés, en el museo diocesano de Jaca. Foto: Archivo del Museo Diocesano de Jaca

Jaca. Catedral de San Pedro. Museo Diocesano, sala ÁMBITO 5, dedicada al Románico (en la sala de las capillas claustrales), Restos de las pinturas murales de la Iglesia de Bagüés

 

Ciudadela de Jaca

La Ciudadela de Jaca es, sin duda, uno de los edificios más singulares del Valle del Aragón. Es también conocida como el Castillo de San Pedro. Construida a finales del Siglo XVI, su función era defender el paso con Francia.

Es una fortaleza única por varias razones. Lo que más destaca es sin duda su trazado pentagonal.

Hoy por hoy, ha sobrevivido al tiempo (y a la historia de España) en muy buen estado de conservación, siendo la fortaleza pentagonal mejor conservada de Europa.

Para entrar, cruzarás su precioso y restaurado puente levadizo. Desde el que podrás ver la manada de ciervos de su foso. Una vez dentro, te esperan diferentes museos, entre ellos, el inigualable Museo de Miniaturas militares, con más de 35000 figuras de plomo.

¡Para hacerte una idea de su magnitud, el recientemente inaugurado diorama de Waterloo cuenta con 8000 figuras  instalados en un espacio de 15m de largo!

A su vez, el museo cuenta con visitas teatralizadas diurnas y nocturnas, aptas para todo tipo de públicos.

Iglesias del Serrablo

El tercero es especial. Os proponemos un recorrido por el Alto Gállego para profundizar en el arte mozárabe serrablés.

Lo más peculiar de estas iglesias lo constituye el ábside. El más generalizado semicircular con dos elementos decorativos: el friso de baquetones y las arcuaciones murales ciegas.

La comarca, en su web recomienda la visita a todas estas: San Bartolomé de Gavín, Santa Eulalia de Orós Bajo, San Martín de Oliván, Santa Eulalia de Susín, San Juan de Busa, San Pedro de Lárrede, San Andrés de Satué, Santa María de Isún de Basa, San Juan de Orús, San Martín de Ordovés, San Pedro de Lasieso y San Martín de Arto.

 

2 comments on “Tres museos que no debes perderte en el Pirineo más occidental”

  1. Javi dice:

    Uno de los lugares más impactantes de esa zona, Jaca es el Real Monasterio de San Juan de la Peña. Todo un museo viviente con más de 1.000 años de antigüedad. Además podemos visitar el monasterio nuevo donde si hay un museo y un centro de interpretación.

  2. Diferencias dice:

    He apuntado a Ciudadela de Jaca para mi próxima excursión por Europa. Muchas gracias por el dato

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


9 + 8 =