Vacaciones en los Pirineos y Teruel con niños: ¿Qué hacer y dónde?

Vacaciones en los Pirineos y Teruel con niños: ¿Qué hacer y dónde?

Vacaciones en los Pirineos y Teruel con niños: ¿Qué hacer y dónde?

vacaciones-pirineos-niños

Tanto los Pirineos, como muchas zonas naturales de Teruel o Zaragoza, son perfectas para disfrutar de unos días de vacaciones en compañía de niños. No importa la época del año. Cuando luce el sol (no hace falta que sea mucho) solo hay que calzarse las zapatillas para hacer algo de senderismo, visitar parques como Lacuniacha o Dinópolis o pasear por un bosque. ¿Es invierno y hay nieve? Pues poco más se puede pedir: coge el trineo, elige destino y comienza a bajar laderas sin parar. Primer destino: Ordesa; pero hay mucho más de lo que hablar. Solo tienes que seguir leyendo.

Como decimos, el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido es toda una referencia entre los planes de vacaciones en los Pirineos con niños. En verano, cuando cientos de personas llegan hasta Torla y los alrededores. De hecho, hay restricciones para acceder hasta la explanada principal. Eso sí, cuando no hay tantos problemas de masificación, todo es mucho más sencillo. No obstante, las restricciones no deberían ser un freno para descubrir este tesoro aragonés. Sus paisajes en otoño o primavera te enamorarán y alojarse no es complicado, por ejemplo, en alguno de los campings que rodean Torla o pueblos cercanos como Broto. Opciones dentro del parque hay muchas. La senda de los cazadores es sencillamente preciosa, aunque si vas acompañado/a de los más pequeños es posible que tengas que conformarte con un largo paseo hasta la Cola de Caballo.

Descubre los valles del Pirineo con niños pequeños

Dos opciones ricas en contrastes y perfectas para unas vacaciones en los Pirineos con niños son los valles del Bujaruelo (muy cerca de Ordesa). Añisclo, en pleno corazón montañoso y con el agua como protagonista, aunque no es necesario mojarse para disfrutar plenamente de ambos destinos. En Añisclo, se puede hacer su excursión circular más famosa en poco rato. Con desnivel casi mínimo y apto para todas las edades.
No te preocupes: si lo haces en verano no te faltará la sombra.

Si tu destino es el Valle del Bujaruelo, puedes aprovechar Torla como punto de partida para llegar al Puente de los Navarros. Incluso acceder desde allí a Ordesa. Una ruta más larga, pero de baja dificultad, es la que parte del Puente de los Navarros hasta San Nicolas de Bujaruelo. El río se encarga de bañar este bonito recorrido que, como te decimos, se puede extender hasta las 4 horas (ida y vuelta); así que asegúrate que tus pequeños acompañantes tendrán fuerzas para ello.

 Cualquiera de las opciones que hemos nombrado hasta ahora están en la hoja de ruta de los más viajeros. Ellos saben perfectamente que el Pirineo es un escenario ideal para viajar con niñas/os. La constante compañía de decenas de especies vegetales y animales es perfecta para enseñarles lo importante que es cuidar el entorno natural, sin que eso suponga un problema para disfrutarlo.

 rutas-pirineo-aragones-niños

Más excursiones por Huesca con niños

El Valle de Tena, por supuesto, también presume de impactantes paisajes y planes de todo tipo adaptados a las edades más variadas. Y muy importante: encontrar un alojamiento en el pirineo aragonés para dormir con niños es muy sencillo. Apunte que conviene tener en cuenta a la hora de planear estas cosas. Se puede pasear por los pueblos más turísticos de la zona como Sallent de Gállego o Bubal, muy cercano a otro punto neurálgico adorado por los niños: el Parque Faunístico de Lacuniacha. En este parque único se pueden ver todas sus especies en régimen de semi-libertad. Si viajas con niños que desean ver animales, hacerlo en una ruta senderista puede ser más complicado. Las especies salvajes no son precisamente confiadas. Así que en Lacuniacha se puede ver a los más escurridizos, si es que ellos se quieren dejar ver, ya que llevan su propio ritmo de vida.

Excursiones por Teruel

¿Eres de los que prefieren planes cerrados como una de estas visitas? Si tus vacaciones con niños van a ser en tierras turolenses, aprovechando así la nieve de Javalambre y Valdelinares (o sus planes veraniegos), puedes hacer un alto en el camino para entrar en Dinópolis. Un parque temático de dinosaurios de referencia. La sede principal está en Teruel, pero hay centros con divertimentos variados hasta en siete localidades de la provincia.

En cambio, en plena época invernal, un destino muy goloso son las zonas de trineos que tenemos en nuestras estaciones. Petrosos Park, en Panticosa, es un gran ejemplo de zona familiar para una jornada completa de nieve. En su área especial infantil, los más pequeños pueden dar sus primeros pasos sobre la nieve, ya sea sobre un trineo, unos esquís o unas raquetas de nieve. Diversión con total seguridad para ellos, padres y madres.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


5 + 9 =