Qué sabes de la nieve

Qué sabes de la nieve

Qué sabes de la nieve

Nieve compacta, nieve dura, nieve en polvo, cellisca (que combina aguanieve, nieve parcialmente derretida y copos de nieve), cinarra (nieve granulada), aguanieve… La nieve y sus diferentes manifestaciones no solo condicionan nuestros planes sino nuestra forma de conducir y seguridad en carretera. ¿Qué sabes de la nieve y cómo elegir el neumático adecuado?

Curiosidades sobre la nieve

Ni la nieve es un fenómeno uniforme ni es blanca. Es un fenómeno complejo sobre el que se han recopilado múltiples curiosidades y estudios.

La Universidad de Glasgow realizó en 2015 un estudio que recogía nada más y nada menos que 421 palabras para referirse a la nieve.

La nieve tampoco es blanca, es incolora, los matices en el color dependen de otros factores externos como la incidencia de los rayos solares. 

Según recoge el libro Guinness de los récords, el mayor copo de nieve de la historia se registró el 28 de enero de 1887 en Montana, Estados Unidos, con un diámetro de 38,1 cm.

Wilson Bentley logró capturar en 1885 la primera foto de un copo de nieve.

Cada copo de nieve es una formación única y diferente de miles de millones de cristales de hielo.

Todos los copos tienen en común seis vértices. Esta séxtuple simetría se debe a que las moléculas de agua siempre se colocan formando un ángulo de 60° o 120°. 

La nieve cambia constantemente su estado porque los cristales de nieve individuales crecen juntos en sus puntos de contacto. 

La nieve polvo pesa alrededor de 30 kg/m³.

La nieve vieja compactada en el suelo puede alcanzar una masa de 500 kg/m³, incluso 800 kg/m³, según un estudio de Goodyear. 

La ciencia de la nieve

El estado de la nieve influye en el rendimiento de nuestros neumáticos y nuestro comportamiento en carretera. Debido a esta correlación, Goodyear ha realizado una investigación sobre la nieve y la movilidad en invierno estableciendo un laboratorio de nieve de alta tecnología en el Centro de Investigación Goodyear en Luxemburgo. Para comprender mejor la morfología de este fenómeno, la temperatura del aire en los diversos sectores de las instalaciones está entre 0° y menos 40°C, lo que permite la producción de cristales de nieve en diversas formas. El objetivo final de los investigadores es optimizar los compuestos de caucho, los perfiles y las disposiciones de los cortes. 

Entre las conclusiones del estudio, se ha demostrado que, dependiendo de las condiciones climatológicas, más o menos nieve se adhiere a la banda de rodadura de un neumático:

Con nieve fresca, esta se adhiere completamente al neumático de forma que la superficie de contacto aparece cubierta. 

En carreteras con nieve compacta, las ranuras de la banda de rodadura del neumático acumulan la nieve (la goma se ve blanca en las ranuras y negra en el resto). 

En condiciones de nieve dura no hay nieve pegada a la banda de rodadura y como resultado el neumático se ve completamente negro. 

Esta interacción entre la nieve y el neumático también está influenciada por otros factores, como la temperatura del aire y la velocidad de rodadura.

Un neumático de invierno funciona mejor en la nieve cuando todos sus bordes de agarre están a la vista. Por lo tanto, comprender la física de la nieve y su interacción con el neumático es esencial para el desarrollo de los neumáticos de invierno. Solo como referencia, el Goodyear UltraGrip Performance+ tiene más de 2.500 cortes diseñados para garantizar un agarre óptimo. 

Cómo elegir neumático para la nieve

¿Sabes cómo elegir neumático para la nieve? Repasamos algunas de las opciones más valoradas por medios especializados y sus principales características. 

Publicaciones internacionales como Auto Bild Sportscars, AUTO MOTOR UND SPORT y Auto Express han premiado las características del Performance +, la última incorporación de Goodyear a su gama de invierno. Junto con UltraGrip 9+, ofrece un compuesto de caucho optimizado. Las resinas plastificantes especiales y los aceites vegetales aseguran que los neumáticos mantengan sus propiedades elásticas incluso a bajas temperaturas. Gracias al diseño de la banda de rodadura y los cortes 3D, los neumáticos de invierno UltraGrip ofrecen agarre en todas las condiciones de invierno: nieve, hielo, carreteras mojadas y secas.

Independientemente de las condiciones climáticas, el UltraGrip Performance+ ofrece, según la prueba de Auto Bild Sportscars, la distancia de frenado más corta. Con la superficie mojada, el vehículo de prueba equipado con los neumáticos Goodyear necesita 45,7 metros para detenerse a una velocidad de 100 km/h (1,5 metros menos que su competidor más cercano). En condiciones de nieve, el UltraGrip Performance+ logra una distancia de frenado de 27,6 metros (0,4 metros más corta que el siguiente competidor). 

Los neumáticos de invierno se caracterizan por su uso en climas fríos con temperaturas de 7°C e inferiores e incluyen bandas de rodadura diseñadas para maximizar la adherencia y la capacidad de frenado sobre hielo y nieve. En el caso de inviernos más suaves, los conductores tienen otra opción: los neumáticos todo tiempo, adecuados si se vive en una zona en la que se dan diferentes condiciones climatológicas.

La gama Vector 4Seasons de Goodyear ofrece rendimiento durante todo el año y en condiciones meteorológicas variables, especialmente, cuando en una misma jornada un vehículo debe enfrentarse a situaciones de nieve, hielo y carreteras secas. Los neumáticos todo tiempo son la opción idónea para un clima cambiante. Toda la familia Vector 4Seasons cuenta con el marcaje M+S y la montaña de tres picos con copo de nieve (marcaje de invierno), que les permite circular en nieve sin necesidad de utilizar cadenas. La segunda generación del Vector 4Seasons es el neumático que montan los vehículos de las estaciones del Grupo Aramón durante la temporada de esquí. Los vehículos equipados con Goodyear pueden recorrer las pistas (Cerler, Formigal-Panticosa, Javalambre y Valdelinares) y las carreteras de los alrededores con total confianza.

Conocer cómo es la nieve y elegir el neumático adecuado es el primer paso para saber cómo conducir con nieve. Sigue algunos consejos básicos de seguridad evitando maniobras bruscas, aceleraciones y frenazos, adecúa la velocidad al estado de la vía y evita distracciones al volante para disfrutar de la nieve en todo momento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


6 + 2 =