5 barrancos muy populares en el Pirineo

5 barrancos muy populares en el Pirineo

5 barrancos muy populares en el Pirineo

¿Cuántos barrancos has hecho en el Pirineo? ¿Con cuál has disfrutado más? Hoy vamos a recorrer los barrancos más populares del Pirineo, esos que atraen a cientos de amantes de la naturaleza, el agua y la diversión. Los hay de todos los niveles y características ¿Preparado para el descenso acuático?

Liri

Este barranco del valle de Benasque, también conocido como el de las 12 cascadas, es de nivel 3 (avanzado). Está situado en el municipio de Liri, en la zona del Solano de Castejón de Sos. Es un descenso corto, con un trazado intenso y muy divertido. Se divide en dos tramos, con una zona intermedia abierta. El primer tramo incluye 7 cascadas, muy cercanas unas de otras y prácticamente verticales. El segundo tramo incluye las 5 cascadas restantes, lo que suma un total de 12 emocionantes rápeles. Aunque el agua de las pozas no suele cubrir, si hay un exceso de caudal el descenso podría ser dificultoso. ¡Disfrutarás de una experiencia muy divertida!

Gorgol

Este barranco de nivel 1 es una de las joyas del Pirineo. Está situado en un enclave privilegiado del valle de Tena, el ‘Bosque del Betato’, y es apto para todos los públicos, grupos y familias, así que puedes probarlo aunque no tengas experiencia previa en barrancos. En el cañón del río hay varios toboganes y saltos, uno de ellos de 6 metros de altura, aunque ninguno de ellos es obligatorio para continuar por el cauce del río, así que si tienes vértigo o simplemente, no quieres saltar, puedes evitarlos. El barranco termina con un rápel muy bonito de unos 15 metros de  altura -en el que el guía te asegurará con una cuerda auxiliar-.

Gorgol es uno de los barrancos más populares en el valle deTena. Foto: Gorgol

Gorgol es uno de los barrancos más populares en el valle deTena. Foto: Gorgol

 

Este barranco no deja indiferente a nadie. Está considerado como uno de los más bonitos del Pirineo. Sus aguas cristalinas, su entorno y las posibilidades de diversión lo hacen ideal para disfrutar en familia, con los niños o con amigos. ¡Y es una opción segura para quienes no se sientan capaces o no quieran hacer todo el recorrido!

Os Lucas

Es un barranco de nivel 2 (medio) que se ha hecho famoso por sus dos cascadas finales. Está ubicado en el valle de Tena, muy cerca de Biescas, en Orós Bajo, y es un barranco muy corto -puedes hacerlo en poco más de una hora- aunque puedes entretenerte todo el tiempo que quieras en una de sus pozas y repetir saltos, hacer un tobogán de 8 metros o rapelar. «Es cómodo, bonito y divertido para gente ya iniciada en el descenso de barrancos, ya que tiene tres posibles rapeles de hasta 30 metros, además de saltos y toboganes», explican en la compañía de guías de montaña y barrancos Gorgol. En los rápeles el guía te asegurará con una cuerda auxiliar y siempre hay una opción para quien no se sientan capaz de hacer todos los pasos.

Vero

Este barranco de iniciación está ubicado en la Sierra de Guara -considerada como el paraíso del barranco-. Es un recorrido largo, de unos 6 kilómetros, lo que hace que sea bastante exigente a nivel físico, aunque no tiene dificultades técnicas.

¿Quieres vivir la experiencia? Reserva con Viajes Aramón y podrás añadir a tu estancia un sinfín de actividades, como los barrancos, para vivir una escapada única. La agencia te ofrece las mejores condiciones para unas vacaciones o una escapada veraniega.

Es un barranco muy popular por su paisaje, sus aguas cristalinas, sus pozas y grandes badinas, sus saltos y toboganes, además de sus espectaculares bloques de roca que forman cuevas y galerías. El guía os descubrirá todos los recovecos del recorrido ¡La diversión está asegurada!

Bitet

El barranco Bitet se encuentra en el Pirineo francés, muy cerca de Formigal, y es de nivel alto

El barranco Bitet se encuentra en el Pirineo francés, muy cerca de Formigal, y es de nivel alto. FOTO: Gorgol

Este barranco, ubicado en Francia, muy cerca de Formigal (entre Gabás y Laruns), es de nivel alto, sólo apto para expertos barranquistas. Su popularidad se debe a la espectacularidad de su trazado, muy acuático con caudal permanente -de hecho, cuando el caudal está muy alto puede llegar a ser un descenso muy complicado-. Estético, deportivo e intenso, no deja de sorprender la variedad de posibilidades que ofrece, con espectaculares saltos y toboganes -con opción de sortearlos utilizando pasamanos o instalando cuerdas para rápel y descendiendo por fuera de las cascadas-. Destaca la cascada de 30 metros el tramo subterráneo. Este barranco se ha convertido ya en uno de los grandes clásicos del Pirineo. Importante: es imprescindible dominar las técnicas de rápel ya que en estos niveles los guías ya no aseguran con cuerdas auxiliares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


9 + 6 =