¡No todo es esquiar! Planes en familia para hacer en el valle de Benasque

¡No todo es esquiar! Planes en familia para hacer en el valle de Benasque

¡No todo es esquiar! Planes en familia para hacer en el valle de Benasque

¡Hola! ¿Todavía seguís por aquí? ¡Genial! Eso es que empezamos a llevarnos bien. Pues hoy os traigo por aquí cinco planes que podéis hacer después de esquiar o en lugar de esquiar. A veces tenemos compañeros de viaje que no esquían, a veces salen días dónde el tiempo no acompaña o simplemente…porque no todo es esquiar y os gusta conocer la zona y hacer otros planes…¡Aquí… nuestras propuestas!

Un paseo por Benasque

Algunos de vosotros para esquiar en Cerler os quedaréis en Benasque o en pueblos de alrededor, no sólo en Cerler. Pues bien, tanto si estáis allí como si estáis en alguno de los pueblos de alrededor, un paseo por Benasque es totalmente imprescindible. Es una localidad con muchísimo ambiente, muchos restaurantes y tiendas de “todos los precios”.

Pasear por sus calles empedradas, visitar su casco histórico, que los niños jueguen un rato en el parque al lado del río Ésera rodeado por sus enormes montañas es totalmente recomendable. ¡Estad atentos!, a veces organizan sesiones de cine que os puede sacar de un “apuro” una fría tarde/noche de invierno. Además, y ya os contábamos en otros posts, tenéis multitud de restaurantes para comer o cenar. En temporada alta tened en cuenta que hay varios aparcamientos por si tenéis dificultad en aparcar (uno al lado del polideportivo y otro a la entrada de Benasque accediendo desde Eriste).

¡Ah! Y al bajar de Cerler no olvidéis parar en el Mirador de Cerler. La vista del valle y de Benasque es realmente preciosa. ¡Mirad!

¡Un paseo en trineo!

Esta opción les encantará a los más pequeños…(y los no tan pequeños como podéis ver en mis fotos :).

La ofrece la estación y podéis encontrar toda la información aquí. El paseo no es muy largo pero el musher Jaime os contará todo lo que queréis saber sobre los huskies. Y es que Jaime adora a sus perros, muchos rescatados de perreras a los que cuida y mima. Nos dijo el nombre de cada uno y su origen. También nos explicó porque algunos van delante, como líderes, otros van detrás, aprendiendo, y otros van los últimos: por su fuerza. Pudimos tocarles y acariciarles.

Nos enseñó cómo tiraban del trineo, con qué órdenes y cómo aprendían. Os puedo decir que las peques recuerdan con mucho cariño esta actividad. Tanto, que aunque ya la hicimos hace casi 5 años aún nos acordamos de los nombres de algunos perros como Lobo y Balto que aún el otro día tuvimos ocasión de saludar J

Una visita a Llanos del Hospital

Es una visita totalmente imprescindible. La belleza de ese lugar ¡es increíble! como os muestro en el vídeo que hace poco subí a mi canal de YouTube.

¿Cómo acceder?

Cuando os acercáis al hotel de Llanos del Hospital, veréis que hay un parking gratuito unos 400 metros antes de llegar, dónde podéis dejar el coche y acceder al hotel y a la estación que está al final de la carretera. Otra opción es aparcar en el parking del hotel. No es gratuito y a veces está lleno. Tenedlo en cuenta.

¿Qué hacer?

Podéis ir a pasear, a dar una vuelta con raquetas (que podéis alquilar en cualquiera de las tiendas de alquiler de esquí) o hacer esquí de fondo. Aquí también podéis daros un paseo en trineo a un precio de unos 25 euros por viaje. Estuvimos a principios de enero y he de deciros que su musher también trató genial a nuestras “brujillas” ¡volvieron encantadas!

En Llanos del Hospital encontraréis varias rutas de diferentes longitudes. Las rutas salen de allí mismo y están muy bien indicadas. A la hora de planearlas, contad con que lleva algo más de esfuerzo que un paseo normal así que calculad las fuerzas de vuestros pequeños exploradores y, si vais a hacer ya una ruta larga llevaos una mochila con algo de picar y bebida… (todos conocemos a nuestros impacientes acompañantes 😉

Un paseo por Anciles y el pantano de Eriste

Anciles es un pueblo precioso que está al lado del Benasque. La carretera para acceder desde Benasque suele estar limpia aunque el pueblo en días de mucha nieve puede estar nevado. Podéis dejar el coche a la entrada de Anciles cruzarlo, conocerlo y al salir veréis un camino que os llevará al pantano de Eriste o hacerlo al revés: aparcar en el pantano y dirigir vuestros pasos hacia el pueblo de Anciles. Podéis incluso planear dos excursiones diferentes, sobre todo porque en invierno anochece antes y el pantano es para visitarlo de día. A mí me encanta ir a correr por allí. Nunca deja de sorprenderme.

¡Cuidado! Muchas veces el camino del pantano también está nevado así que… ¡Id preparados!

Paseos y rutas

¡Uhmmm! Aquí os voy a dejar en espera 😉 y le dedicaré un post cuando se acerque la primavera ya que, al igual que lo que os comentaba de Eriste, muchos de los caminos ahora están nevados y las rutas por ellos y con niños se complican más. Pero bueno…¡estamos en la montaña! Hay multitud de rutas para pasear con diferentes niveles de dificultad. Como ejemplo comentaros que un amigo de los que estaba con nosotros y que no podía esquiar, hace un par de semanas recorrió la “Ruta de las 3 cascadas”. Él salió de la carretera entre Cerler y Ampriu pero si la haces desde el pueblo es circular y tiene una duración de casi 7 kilómetros. Os dejo alguna foto.

Bueno queridas familias, como veis, esquiéis todos o no esquiéis, haga bueno o haga malo planes para disfrutar de este Valle… ¡no os van a faltar! ¿Cómo? ¿se os ocurren más cosas que hacer? ¡Pues no dudéis en compartirlas con nosotros!

¡Hasta el próximo post!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


8 + 8 =