Cómo transmitir la pasión por el esquí a los más pequeños

Cómo transmitir la pasión por el esquí a los más pequeños

Cómo transmitir la pasión por el esquí a los más pequeños

Ana, más conocida por sus nicks Voltereta y Planes de familia nos plantea cómo disfrutar de las estaciones en familia. Vive en Madrid, y a su marido y a ella les apasiona esquiar, una vida esquiadora que cambió “cuando tuvimos a nuestras dos peques”, asegura. Tuvieron que cambiar sus “improvisadas escapadas” por viajes digamos…”algo más planificados” y buscar un destino familiar para conseguir que a sus peques les gustara esquiar tanto como a ellos. ANA nos acompañará en el blog durante esta temporada mostrándonos algunos de sus aventuras.

Todos sabemos que las malas experiencias en el inicio del esquí pueden transformar “pasión” en “odio” y eso no queremos que les pase a nuestros niños ¿verdad?

ofertas viajes aramon

Si conseguimos que les guste el esquí tanto como a nosotros podremos disfrutar durante años de practicar nuestro deporte favorito en familia. ¿A que no puede haber mejor plan?

La familia ha elegido la estación de Cerler para vivir el esquí en familia

La familia ha elegido la estación de Cerler para vivir el esquí en familia

 

Pues bien, por el esquí, por el entorno, por el “après-ski”, por las muchísimas posibilidades, por las diferentes actividades…, hemos elegido Cerler como nuestra estación de referencia.

Y este año tendré el honor de poder contaros aquí nuestros planes preferidos, dónde solemos comer, que más hacemos además de esquiar, nuestros “truquillos”… En definitiva, contaros por qué hemos elegido Cerler como nuestro destino favorito de esquí, por qué nuestras peques han ido aprendiendo a esquiar aquí desde los 4 años y por qué, año tras año, la seguimos visitando con mucha, mucha frecuencia.

Pues si, Cerler es precioso, también su valle y su entorno. Y su gente es encantadora. Y la estación tiene unos paisajes increíbles.

Para las familias es un destino ideal

Tienen la pista verde más larga de España (y para mi gusto la más bonita) llamada Robellons, también llamada “la intermedia” que da realmente mucho juego a los monitores. Es una pista rodeada de árboles y gracias eso cuando nieva o el día está cubierto la visibilidad sigue siendo buena.

El telesilla Robellons es también genial. Y se convierte en una gran ventaja para que los más peques no tengan que aprender a coger perchas desde el principio. El que esta pista sea tan larga evita también que los niños se aburran subiendo y bajando pistas verdes cortas como ocurre en otras estaciones.

Una de las niñas aprendiendo a esquiar en Cerler

Buscar el Urogallo o bajar por la pista de El bosque encantado hará las delicias de los más peques y a los monitores de las escuelas les encanta llevarles entre árboles, por caminitos y haciendo slalom… ¡cuidado papás! No intentéis seguirlos o repetirlo cuando los peques vuelvan emocionados de la clase…hemos visto más de un papi…en apuros.

A la hora de coger cursillo hay varias escuelas que suelen organizar cursos de fin de semana, de puente o de semanas de Semana Santa, Navidades, Carnavales…. Consultadlos, se suelen adaptar a las vacaciones escolares.

Los podéis coger en Ampriu o en Cota 2000.

Ampriu

Ventaja: dejas el coche al lado del restaurante sin coger ningún remonte (ideal para familias o grupos dónde algún miembro no esquía), tienes alfombra mágica, está el Jardín de Nieve y tienes un parque y columpios para peques. Desventaja: hay que hacer algún kilómetro más en coche.

Antes de coger la silla

 

Cota 2000

Se llega con la silla del Molino y tiene un pequeño hándicap que es la bajada desde la silla a Cota 2000. Ahí, si los niños no saben esquiar, los tienes que llevar cogidos (o ir sin esquís en una alfombra), pero luego es muy recomendable porque tienen la pista verde que os he comentado antes.

Familias… ¿verdad que con los peques intentamos evitar masificaciones?

Las colas, mucha gente en las pistas, aparcar muy lejos, esperar para comer….Todo esto hace pesado un maravilloso día de esquí y puede desanimar y desmotivar a los niños, que como ya sabéis, no se caracterizan precisamente por la paciencia.

Cerler no es una estación que suela masificarse.

El acceso desde Madrid, Zaragoza o Barcelona es más complicado por el último tramo de carretera, el Congosto, y eso a veces echa para atrás a la gente… ¡y no saben lo que se están perdiendo!

A ver…temporada alta es temporada alta en todas las estaciones pero os hemos de decir que nosotros hemos estado días en los que se ha batido record de esquiadores y la sensación en la estación no es de lleno, agobios, colas.

Sí que hay que tener en cuenta que la silla del Molino se llena bastante a primera hora (no lo olvidéis si vuestros niños tienen cursillo a las diez). En febrero y navidades estad en la silla del Molino al menos 30-40 minutos antes si queréis llegar a tiempo.

Una vez pasado ese “cuello de botella” podréis disfrutar de un estupendo día de esquí sin colas y masificaciones (por aquí también os contaremos algún truquillo 😉

Cerler es precioso, también su valle y su entorno. Y la estación tiene unos paisajes increíbles.
Para las familias es un destino ideal.

 

Os podemos decir que, después de haber esquiado en muchas estaciones de España es, sin duda, una de las menos masificadas.

Y no puedo dejar de mencionar a mis amigos los Embajadores.

Es una genial iniciativa de Cerler dónde un grupo de gente, encantadora por cierto y no es porque conozcamos a varios;  os esperarán cada lunes, sábado y domingo a las 10.30 horas en la silla del Molino para esquiar contigo y enseñarte la estación. Es muy buena opción para esquiar acompañado, por ejemplo cuando tenéis algún niño pequeño que no podáis dejar en el Jardín de Nieve (tienen que tener mínimo un año) y sólo puede esquiar uno de la pareja, o cuando vais por primera vez.

Bueno, nosotros a pesar de conocer la estación, nos unimos muchas veces a ellos. Los embajadores no sólo os enseñarán la estación, también os hablarán de sus picos, sus montañas y sus rutas y os contarán también interesantes historias sobre el valle. ¡Llevan toda la vida esquiando aquí!

Pues hasta aquí mi primer post sobre esta maravillosa estación. Si no la conocéis, espero que os animéis a venir y disfrutar tanto como lo hemos hecho nosotros en estos últimos años y si la conocéis, os animo a que nos acompañéis por aquí esta temporada. Juntos compartiremos planes, actividades y experiencias. ¡¡Animaos! la temporada no ha hecho más que empezar y hay que aprovechar el tiempo al máximo, que nuestros peques tienen energía para esto… ¡y mucho más!

¡Hasta el próximo post! Ya estamos preparando nuestras Navidades en Cerler.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


5 + 2 =