Consejos para encerar tus esquís

Consejos para encerar tus esquís

Consejos para encerar tus esquís

Durante la temporada de invierno, son miles los amantes del esquí que se acercan a nuestras pistas para realizar su deporte favorito. Ahora que quedan pocas semanas para empezar a rodar por la nieve otra vez, no está de más que durante este tiempo mantengamos nuestro equipo a punto para que luego no nos llevemos sorpresas de última hora. Por eso queremos daros unos consejos para encerar esquís.

Para el proceso de encerado necesitaremos: una plancha, cepillos de latón y de nylon, disolvente específico para suelas, rasquetas de plástico y un bloque de cera. Lo primero que debemos tener en cuenta es que la cera utilizada debe adaptarse a las condiciones en que vayamos a usar los esquís, ya que hay ceras para varios tipos de nieves: artificial, primavera, recién caída…

Un empleado de Aramon, al cuidado del material.

Un empleado de Aramon, al cuidado del material.

Una vez tengamos los materiales necesarios, te enseñamos los pasos para encerar esquís:

  1. Lo primero que debemos hacer es pasar el cepillo de latón (en el sentido del deslizamiento del esquí) para eliminar los restos de cera y suciedad que pueda tener la tabla.
  2. Humedecemos un paño o papel de cocina con el disolvente (es importante que sea específico para suelas, ya que otro tipo podría dañarlas) y lo extendemos por toda la suela. Lo dejamos secar y después volvemos a limpiarlo con un papel.
  3. Calentamos la plancha y, una vez caliente, acercamos el bloque de cera a la misma para que vaya goteando por toda la suela.
  4. Pasamos la plancha por el esquí y extendemos uniformemente la cera, sin detenernos en ningún punto concreto y a una velocidad constante. Es importante que la plancha no esté en contacto con la suela un tiempo demasiado largo, ya que el calor podría dañarla.
  5. Dejamos enfriar la cera para que sea bien absorbida. El tiempo mínimo es una hora, aunque se recomienda dejarla más tiempo, incluso 24 horas.
  6. Una vez la cera esté fría, pasamos la rasqueta de plástico para retirar el exceso, siempre en el sentido del deslazamiento del esquí (de espátula a cola). Pasamos primero la rasqueta más gruesa y luego la más fina.
  7. Ya solo nos queda pulir la superficie del esquí con el cepillo de nylon para terminar.
imagen: esquipirineos.blogspot.com

imagen: esquipirineos.blogspot.com

¡¡Te esperamos en nuestras pistas!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


6 + 5 =