Excursiones en Benasque

Excursiones en Benasque

Excursiones en Benasque

 

El valle de Benasque es único por muchos motivos. Entre ellos, porque en él se encuentra el mayor número de cimas de más de 3.000 metros de los Pirineos. ¡Os podéis imaginar las vistas desde el valle! Este agreste paraje es ideal para el esquí en invierno, pero en verano también atrae a visitantes que buscan vacaciones familiares en un entorno de gran belleza. Hoy os queremos hablar de tres excursiones que podéis hacer en este valle en verano. Os presentamos tres opciones, desde las más sencillas a una con una dificultad mayor para los más expertos.

No olvidéis que para afrontar una excursión para expertos tenéis que estar preparados para ello. Baraja de opción de si será necesario contratar un guía si es tu primera experiencia o si quieres mejorar tus conocimientos técnicos sobre la montaña.

Ruta fácil de Benasque a Cerler y vuelta

Esta ruta comienza en el centro de interpretación de Benasque, en el parque natural de Posets y Maladeta. Esta es una ruta sencilla de realizar que comienza en la antigua ruta entre Benasque y Cerler.

Es necesario seguir la PR-HU26. El camino permite ver de forma panorámica el valle en todo su esplendor. Al final del ascenso habréis llegado a Cerler, que es el pueblo a mayor altitud del Pirineo Aragonés a más de 1.500 metros de altura.

Para volver os recomendamos hacerlo por el bosque de Es Felegás (PR-HU27) en dirección a Anciles. Pasaremos por un bosque con pinos negros, hayas y robles, sin perder de vista el valle.

Anciles, un remanso de paz

Es una manera distinta de regresar a Benasque que permite desandar el camino por una ruta diferente.

Ruta en Benasque de dificultad media

Esta excursión por Benasque es un recorrido al Forau de Aiguallut. Y es de una dificultad no mucho mayor que la anterior. Tardaremos no más de una hora y media. Esta ruta se inicia en el hospital de Benasque, donde cogeremos un autobús hasta la Besurta. Desde ahí cogeremos el camino que parte de allí y en el cruce de caminos elegiremos el de Aigullut.

Imagen invernal en el Forau de Aigualluts. Foto: Jorge Mayoral

Subiendo por el camino en dirección a la montaña Tuca, alcanzaremos una pradera de grandes proporciones y habremos llegado. A unos pocos minutos más de camino llegaremos a la Cascada de Aigualluts. Os recomendamos que os quedéis en esta zona un buen rato para disfrutar de las vistas.

Ruta por Benasque de dificultad alta

Esta ruta requiere conocimientos de montañismo, por lo que si no sois expertos no deberíais intentar acometer esta excursión.

La mayoría de las rutas más difíciles se concentran en alcanzar alguno de los muchísimos picos de más de 3.000 metros que rodean al valle de Benasque. Os proponemos, por diferente, el pico de Alba, de 3.118 metros de altitud. La ruta parte desde Baños de Benasque. Dejando el coche en el Balneario, subiremos hacia los Ibones del Alba.

Ya el principio tendrá desniveles muy fuertes. Bordeando los Ibones llegaremos a la cima. Los niveles de dificultad pueden estar entre el II y el III así que ¡precaución! Y recuerda, que siempre puedes contratar un guía que te aportará conocimientos técnicos, del medio, humanos y que adaptará vuestra salida a la montaña a las condiciones físicas del grupo y a otros factores como el tiempo.

Hay muchas más opciones en el valle para conocer los encantos de la naturaleza en este valle, el del Reino del Aneto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


1 + 8 =