¿Fin de la temporada de esquí? No sufras: prepara la próxima temporada

¿Fin de la temporada de esquí? No sufras: prepara la próxima temporada

¿Fin de la temporada de esquí? No sufras: prepara la próxima temporada

Aunque no queramos admitirlo ya ha llegado el final de la temporada de esquí. Y a pesar de que ya no podremos enfundárnoslo hasta el otoño todavía quedan cosas por hacer. Por un lado debemos asegurarnos de que nuestro equipo de esquí esté listo para la temporada que viene para luego no encontrarnos sorpresas.

Esas pequeñas notas mentales que nos hacemos para recordarnos que debemos actualizar nuestro equipo, o que las botas empezaban a hacernos un poco de daño, no las recordaremos a finales de octubre cuando ya falte poco para volver a esquiar de nuevo. Cuándo se acerque la próxima temporada podemos encontrarnos con que nuestro equipo de esquí no está tan preparado como nosotros para volver a esquiar.

Tampoco debemos olvidarnos de la otra mitad de la ecuación, nuestro cuerpo. Debemos mantenernos en forma para que la siguiente temporada podamos disfrutar y evitar lesiones. El entrenamiento para esquiar es fundamental durante todo el año. Es fácil pensar que no urge cuidar nuestra forma física. Tal vez porque después de toda la temporada de esquí estamos realmente en forma y con las piernas a tope. Pero si dejamos pasar el tiempo llegará el verano y estaremos más pendientes de la hamaca de la playa que de nuestro nivel de cardio.

 ¡Con las ganas de esquiar no es suficiente! Necesitamos equipo de esquí y buena forma física para esquiar. ¡Y cuánto antes lo preparemos todo mejor que mejor!

 

Cuidar tu equipo de esquí

Para que tus esquís y el resto de tu equipo estén listos en unos meses hay que guardarlo y cuidarlo siguiendo una serie de normas básicas:

Limpia y seca muy bien tus esquís. Una vez estén secos dales una capa de cera polivalente. Esto hará que tus esquís se mantengan en perfecto estado. No destenses las fijaciones, porque aunque hay quien recomienda hacerlo, no cumple una función realmente útil y es posible que cuando vaya a empezar la próxima temporada de esquí se te olvide volver a tensarlas.  Si esto ocurriera no quieres acordarte mientras esquías por tu primera pista dentro de unos meses.

Limpia tus botas. Saca los botines de las botas y lávalas bien. Una vez hayas hecho esto sécalas muy, muy bien y vuelve a meterlas en las botas. Ahora bien, el truco está en guardar las botas con los cierres abrochados. Esto evitará que las botas se deformen durante los meses en los que estén guardadas. Este pequeño truco te evitará sorpresas desagradables. Tanto tus botas como tus esquís debes guardarlos en un lugar fresco y seco.

Vacía tu bolsa de botas. Tu bolsa estará llena de forfaits usados, recibos, envases de crema solar caducados y todo tipo de cosas acumuladas esta temporada. Vacía la bolsa y límpiala por dentro ¡Es posible que hasta te encuentres alguna moneda! ¡A por el Jackpot!

 Revisa y actualiza todo tu equipo de esquí. ¿Necesitas pantalones nuevos? ¿Tus gafas están rayadas? Los pequeños desperfectos de tu equipo son soportables ahora que llevas meses esquiando. Pero cuando la temporada de esquí llegue de nuevo y quieras revisarlo es posible que te encuentras con cosas que haya que actualizar.  Mejor hacerlo ahora. Además, podrás aprovechar para actualizar tu equipo de esquí fuera de temporada, lo que te permitirá disfrutar de grandes rebajas.

Aunque pueda parecer poco apetecible comprar en mayo unas botas nuevas que no puedas disfrutar hasta dentro de unos meses, agradecerás haberlo hecho luego y también lo hará tu bolsillo.

Empieza ya con tu entrenamiento para esquiar

Como ya sabes, un buen entrenamiento para esquiar incluye tener un buen nivel de cardio y unas piernas fuertes. También debemos cuidar la espalda y los músculos abdominales. Para no perder nuestro nivel de cardio podemos empezar a montar en bicicleta. Un par de sesiones a la semana de una hora de bicicleta estática serían suficientes. O dos sesiones de dos horas de bicicleta de montaña o carretera nos mantendrán la piernas fuertes y nuestro nivel cardiovascular.

¿Te gusta el gimnasio pero tienes poco tiempo? Te recomendamos ejercicios HIT o High Intensity training. Un entrenamiento para esquiar que incluya ejercicios con intervalos intensos y menos intensos es la manera perfecta para que nuestro corazón se mantenga fuerte.

Todo esquiador sabe que además de ejercicios de piernas para fortalecer la musculatura que protege las rodillas es muy importante fortalecer los abductores y aductores. Para ello, continúa trabajando con gomas o poleas.  Muy importante también es no olvidarnos de los abdominales. Si le dedicamos 7 minutos, tres días a la semana a hacer ejercicios de abdominales en intervalos de 40 segundos de intensidad y 20 segundos de descanso tendremos más que suficiente para que nuestros abdominales se mantengan fuertes.

 Ya lo sabes. No te dejes llevar por la pena de que se haya acabado la temporada de esquí y empieza a prepararte para la próxima temporada. En Aramón te estaremos esperando con los brazos abiertos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


8 + 4 =