Al Forau d’Aiguallut….. con raquetas

Al Forau d’Aiguallut….. con raquetas

Al Forau d’Aiguallut….. con raquetas

La ruta hasta el Forau d’Aiguallut desde los Llanos del Hospital, a los pies del Aneto, en pleno Parque Natural Posets-Maladeta, es una excursión ideal para hacer con raquetas durante esta época del año, con las estaciones ya cerradas pero con mucha nieve todavía en las montañas.

Si no conoces el Forau d’aigualluts debes saber que es uno de los lugares más curiosos del Pirineo: un capricho de la naturaleza que hace ‘desaparecer’ el agua procedente de los glaciares del Aneto y la Maladeta en una especie de sumidero, de unos 70 metros de diámetro y 40 de profundidad. Parece un truco de magia, pero no hay truco, sólo un curioso fenómeno de la naturaleza: el agua sale de nuevo a la superficie a 4 kilómetros de allí, en el valle de Arán.

La excursión hasta el Forau es una ruta fácil y apta para ir con niños –su única dificultad técnica es la de caminar con raquetas-, con un desnivel de tan solo 200 metros. Puedes hacerla en poco más de dos horas entre la ida y la vuelta, aunque puedes prolongar más la ruta si tienes ganas de disfrutar durante todo el día de las raquetas. Si no conoces bien la zona, lo más aconsejable es contratar un guía de montaña. Y no olvides ir bien equipado, con crema solar, gafas y gorra para protegerte del sol además de unas buenas botas de montaña y ropa adecuada. Recuerda que sigues rodeado de nieve y la radiación puede ser muy dañina si no te proteges adecuadamente.

La ruta parte del Llano de la Besurta (1.900 m), a 13 km al norte de Benasque por la A-139, una explanada acondicionada como aparcamiento. Desde allí, hay que seguir las indicaciones hacia el refugio de La Renclusa  y el Forau d’Aigualluts y continuar durante unos 15 minutos hasta encontrar un desvío a la derecha que conduce al refugio. El paisaje a lo largo de toda la ruta es espectacular.

Aigualluts-Aneto-JorgeMayoral

Fotografía de Jorge Mayoral, con el Aneto al fondo

Allí los caminos se dividen, dejamos atrás el desvío al refugio y continuamos con destino al Forau, hasta llegar a la pradera y la cascada de Aiguallut, a 2.074 metros de altitud.

La sorpresa será generalizada al ver la cascada –helada en la foto de abajo, realizada hace un mes- y el curioso fenómeno de ver desaparecer las aguas.

 

Forau-Aigualluts-con-raquetas-cascada

La cascada completamente helada es una imagen que hay que vivir en directo

Desde la pradera de Aigualluts podrás disfrutar de excelentes vistas del glaciar y la cima del Aneto. Y es que, además de mostrar un lugar tan curioso como el Forau, esta excursión discurre por un entorno espectacular, con paisajes que no dejan indiferente a nadie: prados y valles cubiertos de nieve escoltados por las más altas cumbres del Pirineo, de más de 3000 metros.

Aigualluts-con-Aneto-al-fondo-JorgeMayoral

Otra preciosa instantánea del Forau d`Aiguallut, cortesía de Jorge Mayoral

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


1 + 1 =