Los valles tras la temporada de esquí. ¡Aún queda vida en la montaña!

Los valles tras la temporada de esquí. ¡Aún queda vida en la montaña!

Los valles tras la temporada de esquí. ¡Aún queda vida en la montaña!

Se acabó la temporada de esquí, pero aún queda algo de nieve en las cumbres y zonas más altas. Y, sobre todo, aún quedan cosas que hacer en la montaña, queda mucha vida, paseos que dar, excursiones que hacer, pueblos que visitar, restaurantes que probar, lugares que fotografiar y redescubrir ahora que la nieve empieza a dejarlos a la vista… La lista es casi interminable. Si eres de los que solo acude al Pirineo a esquiar, ¡tienes mucho que redescubrir!

Éste es un buen momento para hacer excursiones con raquetas por los valles próximos a las estaciones. Puedes hacerlo tanto en el valle de Tena como el valle de Benasque, en el Pirineo (la fotografía destacada es de Jorge Mayoral, de los Llanos del Hospital, hace tan solo unos días) como en los alrededores de Javalambre y Valdelinares. Hay rutas de todos los niveles, para novatos y expertos,  para quien quiere dar un corto paseo de una hora y para quien prefiere pasar todo el día de excursión. Es aconsejable ir con un guía de montaña o, al menos, informarse antes de salir del estado de la ruta, la cantidad de nieve y el riesgo de aludes –recuerda que ha vuelto a nevar hace tan solo unos días y esta época del año es en la que se registran más aludes-.

panticosa-verano-ibon

Descubre en primavera los ibones de Aramon Formigal-Panticosa

Aprovecha el sol, el buen tiempo primaveral y las zonas que aún siguen cubiertas de nieve para disfrutar tanto de paseos con raquetas, como de rutas con esquís de fondo o travesía mientras los valles mantengan una cantidad suficiente de nieve. Con las raquetas es mejor que lo hagas con un guía, que sabrá llevarte por los lugares que aún permiten disfrutar de estas actividades.

¿Y cuándo ya no quede nieve? No te preocupes, el Pirineo y las estaciones turolenses siguen ofreciendo interesantes atractivos de los que disfrutar sin nieve, y durante todo el año. Gracias a la infraestructura de las estaciones, en verano puedes disfrutar de una forma diferente de conocer el Pirineo. En Cerler, por ejemplo, puedes subir al telesilla del Ampriu para ver los picos más altos del Pirineo –y sin esfuerzo-. Es una opción que permite disfrutar en familia, con niños y mayores, de unas vistas y unas excursiones por las alturas que difícilmente podrían hacer de otra forma.

cerler-verano-telesilla-Ampriu

El telesilla de Ampriu, en Aramón Cerler

En Panticosa se pone en marcha en verano la telecabina, una aventura que ofrece una perspectiva completamente diferente a la del invierno y que, una vez arriba, permite hacer excursiones a los ibones –lagos de alta montaña- de Los Asnos y Sabocos, que durante la temporada de esquí permanecen cubiertos de nieve.

panticosa-en-verano-telecabina

Puedes acceder a los ibones de Panticosa de forma cómoda gracias al telecabina

Si eres amante de la bici, a partir de ahora se abren mil y una posibilidades de hacer rutas en BTT por los valles pirenaicos. Y, si vas en coche, puedes acercarte a conocer pueblos del valle de Tena como Sallent, Hoz de Jaca y Lanuza. En este último se celebra durante el mes de julio el festival Pirineos Sur. Si te mueves por el valle de Benasque, no dejes de visitar el precioso pueblo de Anciles, o los pequeños núcleos de Chía y Liri. Y, si quieres conocer los alrededores de Javalambre y Valdelinares, puedes acercarte a visitar los castillos de Mora de Rubielos o Alcalá de la Selva, entre otros pueblos, o acercarte hasta Albarracín, uno de los pueblos más bonitos de España.

cerler-BTT-verano

La bicicleta de montaña, otra forma de disfrutar de las estaciones en primavera y verano

Ya ves que aunque haya terminado la temporada de esquí, hay mucha vida en la montaña durante todo el año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


1 + 1 =