«Marchica es un fenómeno que no nos deja de sorprender»

«Marchica es un fenómeno que no nos deja de sorprender»

«Marchica es un fenómeno que no nos deja de sorprender»

Con el arranque de la temporada en Formigal-Panticosa ha llegado también una apertura muy esperada por buena parte de los esquiadores: la de Marchica y Tralalá, los dos grandes locales de marcha de la estación. Hablamos con Armando Périz, el responsable de ambos espacios de ocio. Armando, de 33 años y natural de Sabiñánigo, empezó a esquiar de niño, con sus compañeros de colegio, y no ha dejado de hacerlo desde entonces, en los ratos libres que le deja su trabajo. Está al frente de un gran equipo que ha logrado convertir a Marchica en un referente de la diversión aprés-ski.

¿El adelanto del inicio de temporada os ha hecho correr mucho para tenerlo todo listo?

Sí, un poco (risas). Estos últimos días hemos tenido que correr un poco más. Ha habido que meter un poco de prisa a los proveedores que pensaban que tenían que traernos cosas para la semana que viene y las necesitábamos ya. Ha sido trabajo de todos, y todos hemos cogido este adelanto con muchas ganas. Empezar la temporada ahora es todo un lujo, y más después del retraso del año pasado. Hay mucho trabajo detrás y mucha inversión. Arrancamos con fuerza, estamos preparados y tenemos mucho que ofrecer esta temporada.

¿Qué novedades hay para esta temporada en Marchica y Tralalá?

Tenemos muchas novedades, con tres grandes grupos de eventos: DJ, conciertos de grupos y fiestas temáticas, que hemos renovado completamente y que empezarán a celebrarse después del puente de diciembre, además de otras cosas para más adelante, como el Coca-Cola Music Experience que se organiza en marzo. Aún no puedo confirmar los nombres de los DJ y los grupos que van a venir a tocar, pero habrá grandes sorpresas y todo el mundo va a disfrutar mucho esta temporada. Son grandes eventos para el público joven.

terraza-marchica

El ambiente en Marchica se transforma a lo largo del día…

Sí, totalmente. Empieza siendo un servicio de cafetería a las ocho de la mañana; a mediodía pasamos a servir vermús, con tapitas, pequeños bocadillos y cosas para picar; y poco después de las tres empezamos con la oferta aprés-ski, que es realmente la esencia de Marchica. En ese momento de cambio  y transformación se sube la música y se empieza ofrecer algo diferente a los esquiadores, conciertos en directo y otras actividades, como el ambiente habitual de una discoteca pero por la tarde.

¿Es muy complicado gestionar una oferta tan variada?

Somos un gran equipo.La columna vertebral es de 8 personas, pero podemos llegar a estar hasta 32 algunos sábados, además del equipo de animación de la estación, con todo lo que eso conlleva de organizar, coordinar, confiar en la gente, apoyarte en ellos… Tenemos apoyo de personal de la estación que se dedica a otras tareas y que, cuando hace falta, viene a echarnos una mano; y también de personas externas que vienen los fines de semana a trabajar. Es un equipazo el que tengo detrás los fines de semana, y sin todos ellos esto no saldría adelante.

El local es todo un éxito…

Sí, la verdad es que es un fenómeno que no nos deja de sorprender. El año pasado abrimos incluso sin tener la estación abierta. Llegó el puente de diciembre y, al revés de lo que ha ocurrido este año, no había nieve suficiente para poder abrir la estación. Nunca habíamos abierto Marchica sin estar la estación abierta, pero la gente llamaba para preguntar y, finalmente, decidimos abrir. Fueron dos días de llenazo espectacular, como si estuviera la estación abierta. Y además todos súper agradecidos de que hubiéramos abierto, porque muchos decidieron venir al apartamento y los hoteles que habían reservado. Se puede decir que es un atractivo turístico que puede hacer que la gente venga incluso sin nieve para esquiar. Y cuando hay nieve, por supuesto, sigue siendo un éxito.

formigal-marchica

¿A qué hora cierra Marchica?

El horario de cierre habitual es a las 21.30, aunque alguna vez cerramos un poco más tarde, cuando hay un evento especial o en Nochevieja hasta la madrugada. Hay gente que se sorprende de que cerremos tan pronto en un local de marcha, pero hay que tener claro que esto es un local aprés-ski. Lo que buscamos es dar un servicio de ocio al esquiador, algo distinto. Nadie viene solo a esquiar, todo el mundo quiere algo más. Hay que ofrecer a la gente lo que necesita y lo que demanda.

Y el público es de todas las edades, no sólo jóvenes…

Es muy distinto el público de la mañana y el de la tarde, y el que tenemos de lunes a viernes y los fines de semana. Organizamos fiestas temáticas, actividades y juegos para niños, tenemos un gran equipo de animación… Hay mucho público familiar, muchos niños, y se intenta que todo el mundo disfrute, hay momentos para todo y para todos. Pero en cuanto el local empieza a funcionar como aprés-ski, la ley dice que hay que limitar la entrada a mayores de 18 años. El público mayoritario de tarde va de los 18 a los treinta y tantos, aunque hay un espacio y una comodidad para todos, y también hay público de más de cuarenta. Buscamos que cada uno tenga su espacio y su zona.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


6 + 9 =